Espere por favor ...

Inicio Noticias LEGIS Actualidad. ESPAÑA Y RUSIA FIRMAN UN CONVENIO SOBRE ADOPCIÓN INTERNACIONAL

Noticias

Volver
LEGIS Actualidad. ESPAÑA Y RUSIA FIRMAN UN CONVENIO SOBRE ADOPCIÓN INTERNACIONAL

El calvario que ha vivido medio millar de parejas españolas este último año está llegando a su fin. España y Rusia firman este miércoles un convenio bilateral en materia de adopción internacional, una demanda de Moscú para reanudar las adopciones con Madrid, paralizadas el pasado agosto. Entonces, el Tribunal Supremo ruso emitió una instrucción por la cual reclamaba la existencia de un pacto en vigor con aquellos países en los que el matrimonio homosexual está permitido. Detrás de esta exigencia residía la intención del Gobierno de Vladímir Putin de impedir que los menores se críen con homosexuales —de hecho, también se prohibió la adopción por familias monoparentales—.

Diego Mestre y su mujer iban a viajar a Chitá, una ciudad de Siberia, el pasado septiembre. Era el último paso, después de un año esperando, para llevar a su hija a casa, pero la recomendación del Supremo ruso frustró sus planes. Los juicios de adopción se paralizaron. El de este profesor catalán de 39 años es uno del centenar de casos que ya tenían el menor asignado e incluso habían viajado a conocerlo, pero vieron cómo las exigencias burocráticas de Moscú retrasaban el proceso. “Conocimos a nuestra niña con 20 meses. Ahora han pasado otros 18. Volvimos a verla hace unos días y regresar fue muy duro porque ella, con tres años, ya es más consciente de lo que pasa”, afirma. Este miércoles, Mestre y su esposa estarán presentes en Madrid, junto a otras dos familias que han actuado como portavoces de los afectados, en el acto en el que el ministro de Exteriores, José Manuel García Margallo, y el viceministro de Educación de Rusia, Veniamin Kaganov, firmarán el convenio —al que también asistirá la ministra de Sanidad, Ana Mato—. El acuerdo tiene una vigencia de cinco años renovable por el mismo periodo.

Solo después de que el texto, que se negocia desde 2009, haya sido ratificado por ambos países las adopciones podrán retomarse con normalidad en todas las regiones rusas. “En España [el convenio tiene que pasar por las Cortes] puede estar listo en septiembre. Los grupos mayoritarios en el Congreso estamos comprometidos con que el trámite dure lo menos posible”, apunta Juan Moscoso, portavoz socialista en la Comisión de Exteriores. En Rusia, el texto ha de ser aprobado por el Consejo de la Federación y la Duma, por lo que el proceso probablemente también se dilate unos meses.

El Consejo de Ministros autorizó el viernes la firma del convenio. Ya lo había hecho el pasado diciembre, pero la introducción de modificaciones por parte de Moscú —que aprobó que la firma del acuerdo hace apenas un mes— obligó a repetir el trámite. Entre los cambios añadidos destaca la posibilidad de que las autoridades rusas soliciten informes sobre la situación de los menores adoptados con independencia de la fecha de constitución de la adopción. Eso sí, siempre que se respete la legislación española. El nuevo acuerdo establece que los menores sean sometidos a un seguimiento hasta cumplir la mayoría de edad y, aunque la exigencia de retroactividad que Moscú pretendía exigir finalmente no se ha impuesto, las autoridades sí podrán solicitar información. Una fórmula ambigua que permitirá estudiar caso por caso.

Desde 1997, más de 12.000 niños rusos han sido adoptados en España. De ellos, 10.000 siguen siendo menores. Una de las preocupaciones de Moscú es la posibilidad de que, si son declarados en desamparo (algo que solo ocurre en el 1% de los casos), puedan ser criados por familias homosexuales. “Lo que establece el acuerdo es que, en caso de reubicación, las autoridades rusas sean consultadas”, explica Antoni Mercadal , director de Infància i Futur, una entidad colaboradora para la adopción internacional (ECAI), organización sin ánimo de lucro que asesora a las parejas durante el proceso.

Rusia es el principal país de procedencia de los niños adoptados en España. El año pasado, a pesar del bloqueo, llegaron 350 —frente a los 479 de 2012—. Las familias afectadas por la paralización de juicios han batallado durante estos meses para que volvieran a retomarse. La dilación del proceso ha hecho que, incluso, haya parejas que perdieran la asignación. Pero, a principios de este año y después de varios intentos frustrados, se abrió una pequeña puerta cuando las comunidades autónomas, en colaboración con el Ministerio de Sanidad, redactaron un documento que recogía los puntos que Rusia exigía que quedaran plasmados en el convenio —como el seguimiento de los menores—.

En algunas regiones, los jueces han aceptado dichos documentos y se han celebrado juicios. Como el de María Mas y su marido. Esta maestra madrileña de 37 años tiene a su hijo en casa desde hace un mes. “Nuestro juicio iba a celebrarse el 2 de octubre del año pasado. Y hemos tenido que esperar hasta ahora”, afirma. Aun así, se sabe afortunada. En las últimas semanas ha habido varias sentencias negativas debido a que los jueces de algunas regiones siguen exigiendo el consabido convenio. Por eso la firma de este miércoles es crucial para las familias. El primer paso para volver a la normalidad. Fuente: El País.

Subir
Acceso Usuarios Compartir esta página en
Diseño web Diseño web SGM