Espere por favor ...

Inicio Noticias ASISTIR A EVENTOS DE LUJO ESTANDO DE BAJA NO ES MOTIVO DE DESPIDO

Noticias

Volver
ASISTIR A EVENTOS DE LUJO ESTANDO DE BAJA NO ES MOTIVO DE DESPIDO

La empresa que demandó a la trabajadora indicó que ésta acudió a siete actos pese a sufrir una enfermedad, lo que podía retrasar su recuperación.

Poco tiene que ver el suministro de productos a hospitales con la gestión de eventos de lujo. Pero esto no fue un impedimento para Eva María, una trabajadora que compaginó ambas labores hasta finales de 2018.

En noviembre de ese año, la comercial recibió un burofax en el que A2C, empresa proveedora de prótesis y medicamentos a traumatólogos, le comunicaba la apertura de un expediente. Un hecho que fue el detonante para que, tras no llegar a un acuerdo en el acto de conciliación, la compañía comunicara a Eva María su despido disciplinario, alegando la realización de actividades incompatibles con su situación de baja médica.

En concreto, la empresa se refería a la asistencia de la comercial despedida a siete eventos organizados por Iluxury Service, dedicada a la promoción de actos relacionados con el mundo del lujo en los que Eva María actuaba, según su web corporativa, como administradora y directora. 

En sí, el problema no estaba en el trabajo que desempeñaba la despedida en uno y otro lugar. Lo que motivó y argumentó A2C en su carta de rescisión de contrato fue que la empleada se encontraba de baja médica desde abril de 2018, diagnosticada con una enfermedad que le provocó un trastorno muscular permanente. Sin embargo, hasta el 30 de noviembre, momento en el que recibió el alta médica, Eva María acudió a siete eventos relacionados con el sector del lujo, celebrados además en hoteles de varias ciudades españolas. 

La empresa demandante, en su afán por recoger pruebas para demostrar que Eva María había aprovechado su baja médica para desarrollar su actividad en Iluxury -donde trabajaba su marido y a la que había hecho un préstamo de 60.000 euros-, contrató a un detective privado que contactó con la asalariada despedida vía mail y telefónica y mantuvo una reunión personal con ella en octubre de 2018. 

Así, A2C consideraba que Eva María había generado una auténtica red comercial, actividad susceptible de perturbar su curación. Además, evidenciaba un propósito simulador de su enfermedad. 

Sin embargo, la despedida recurrió y la Justicia le dio la razón. Tanto en primera instancia como después el Tribunal Superior de Justicia catalán señalaron que no se podría acreditar la existencia de una clara incompatibilidad entre la actividad: "Nada tiene que ver con el trabajo, con su vida social y personal y la situación de baja, por cuanto no se ha acreditado que pudiere interferir en su recuperación", explica en su auto el tribunal, que obligó a A2C a readmitirla o indemnizarla con 30.488 euros.

Fingir la incapacidad

El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña ha aclarado que Eva María, despedida por "quebrantar la buena fe contractual" de A2C al acudir a eventos sociales de otra empresa estando de baja, no fingía su enfermedad. En este sentido, los magistrados no consideraron que la empleada mintió al contestar por WhatsApp y por correo electrónico a la detective laboral en nombre de otro negocio. "La baja no impide que se desarrolle alguna actividad, remunerada o no, hasta obtener la completa rehabilitación, o que informe de su recuperación a los servicios médicos", apunta la sentencia. Fuente: Expansión.

Compartir



Subir
Acceso Usuarios Compartir esta página en
Diseño web Diseño web SGM